General

Este bello país se encuentra ubicado en Europa Central, con una superficie de 312.000 Km2, limita con los países de Alemania, Lituania, República Checa, República Eslovaca, Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

Su capital es Varsovia, destacándose además las regiones de: Lublin, Posnania, Cracovia, Gdansk, Katowice, Lodz, Szczecin y Wroclaw (Breslavia)

Lugares que no te debes perder

Cracovia

Durante la segunda Guerra Mundial los nazis apreciaron la belleza de Cracovia y la dejaron prácticamente intacta. Su intención una vez terminada la guerra era alojarse en esta bonita ciudad.

A nivel turístico, Cracovia ofrece un contraste muy marcado con el resto del país. La densidad de turistas por sus calles principales ha generado un amplio abanico de hoteles, hostales baratos, restaurantes y bares para todos los gustos. Sorprende llegar a Cracovia procedente de lugares menos turísticos como Poznan donde tanto cuesta encontrar un hostal.

Un par de días en Cracovia son necesarios para perderse por las callejuelas del casco antiguo, la espectacular Rynek Glowny -una de esas plazas históricas que te dejan abrumado- y el castillo de Wawel, cuya visita os ocupará casi un día entero.

Gdanks

Gdansk, elegante y señorial, es la puerta al báltico en Polonia. Con antiguos edificios levantando sin pináculos al cielo y un colorido en sus fachadas, Gdansk llena los ánimos de sus visitantes con una cromática alegría. La conocí de sorpresa procedente de un autocar de largo recorrido desde Vilnius y a pesar del sueño sus encantos me despertaron rápidamente.

La puerta de Wyzynna separa la ciudad antigua de la nueva y a través de ella se abre la calle Dluga -también llamada Ruta Real- que nos muestra los edificios e iglesias más sorprendentes de la ciudad.

Poznan

No tenía demasiada información respecto a esta ciudad que me iba de maravilla para realizar un alto en el camino desde Gdansk y Cracovia. Me pareció un punto interesante para conocer una Polonia menos turística y no me dejó indiferente. Sí es cierto que tuve que olvidar los precios económicos para alojarme ya que no encontré un solo hostal en la ciudad y acabé en un hotel de tres estrellas en la parte financiera de la ciudad.

La ciudad está más relacionada con el mundo de los negocios, con múltiples bancos en sus calles céntricas, y no tanto en el turismo. Aun así, el casco antiguo parece un oasis y ofrece una bella imagen de casitas de colores e iglesias barrocas.

Auschwitz

Encontraréis muchos tours desde Cracovia que ofrecen visitas guiadas al campo de concentración de Auschwitz. Sin embargo, se puede llegar fácilmente al lugar usando transporte público (aproximadamente unos 45 minutos de trayecto desde Cracovia) y en el mismo lugar os ofrecerán visitas guiadas y muy bien explicadas por el personal que trabaja en este museo.

Este enorme complejo nazi destinado al horror constaba de cuatro campos de concentración. Hoy en día pueden visitarse dos de ellos: Auschwitz I y Auschwitz-Birkenau.

El primero se realiza a través de una visita guiada y ha sido reformado y -aunque el ambiente y la historia pese sobre el alma- su itinerario es mucho más amable que adentrarse en solitario en Auschwitz-Birkenau. Este último complejo apenas ha sido renovado y las barracas donde se amontonaban los presos aparecen intactas después de siete décadas de lágrimas. La estación y las vías del tren que cruzan el campo de concentración os harán recordar películas memorables sobre el holocausto nazi como La vida es bella.

Varsovia

La capital de Polonia no tuvo la suerte que su hermana Cracovia y fue arrasada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Aun así, conserva un bonito casco histórico -de pequeñas proporciones en comparación con Cracovia- donde poder pasear y disfrutar de las terrazas en plazas históricas alrededor de las antiguas murallas de la ciudad.

Apréndete un par de palabras antes de echar un vistazo al mapa. Stare Miasto significa Casco Antiguo y Śródmieście es el barrio central donde se concentra lo mejor de Varsovia como la plaza del Castillo -o plaza Zamkowy-.

Alrededor del centro veréis que el gris de la arquitectura comunista domina el escenario con el Palacio de la Cultura y de la Ciencia presidiendo el horizonte, regalo de Stalin en sus mejores épocas.

Programas

  • Berlin

    Polonia y Berlín

    8 días por Varsovia, Wroclaw, Auschwitz, Cracovia, Czestochowa, Dresde, Berlín y Postdam

    8 días desde

    Consultar precio

    VER
  • Praga2

    Polonia y Praga

    8 días por Varsovia, Wroclaw, Auschwitz, Cracovia, Czestochowa y Praga

    8 días desde

    Consultar precio

    VER
  • OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Toda Polonia

    9 días por Varsovia, Poznan, Wroclaw, Auschwitz, Wadowice, Cracovia y Czestochowa

    9 días desde

    Consultar precio

    VER
  • Sopot2

    Polonia con Gdansk y Wroclaw

    8 días por Gdansk, Oliwa, Sopot, Varsovia, Wroclaw, Auschwitz, Cracovia y Czestochowa

    8 días desde

    Consultar precio

    VER
preload_programas

Algunas recomendaciones interesantes

DOCUMENTACIÓN

Para los españoles y otros ciudadanos de la Unión Europea, el único requisito es presentar el DNI (o pasaporte). No obstante, viajar con más de una identificación siempre es buena idea, pues no es extraño que al llegar al aeropuerto la policía de inmigración solicite algo más que el DNI. Pero si sólo tienes el DNI, no pasa nada y estás en todo tu derecho de entrar en el país. 

Los ciudadanos de paises de América necesitan llevar su pasaporte, y deben consultar en su propio país si necesitan además visado, billete de ida y vuelta o certificar una cantidad mínima de dinero en la entrada. 

VACUNAS

 No hay recomendaciones especiales para viajar a Polonia.

SANIDAD

Las autoridades polacas no exigen ninguna vacuna,  pero el Ministerio de Asuntos Exteriores de España recomienda la vacuna contra la meningitis producida por garrapatas. En cuanto a la documentación necesaria para trámites médicos, es imprescindible estar en posesión de la tarjeta sanitaria europea. Si no se tiene, se debe uno atener a pagar la factura de la consulta médica u hospitalaria.

DIVISAS

Al llegar a Polonia es obligatorio hacer una declaración si se está en posesión de más de 10.000 euros (O equivalente).

La moneda oficial de Polonia es el złoty. Únicamente en algunos lugares aceptan dólares, euros o incluso francos suizos (hoteles, joyerías, tiendas de aeropuertos), y eso quiere decir que en la práctica o lleváis el dinero ya cambiado o será lo primero que tendráis que hacer. Lo más recomendable en la mayoría de los casos es llevar algo de dinero cambiado (tal vez 50€) y una vez en Polonia, buscar una oficina de cambio (kantor) para cambiar lo que os haga falta.

OBJETOS Y ROPA

En Polonia se usan los mismos enchufes que en el resto de Europa, así que no es preciso llevar ningún adaptador de corriente. Si se te olvida el cargador del móvil, en caulquier supermercado grande (como Carrefour) encontrarás lo que necesitas.

En cuanto a la ropa, el clima de Polonia es bastante distinto en invierno y en verano. En verano la temperatura normalemente está por encima de los 20ºC, pasando en días soleados de los 30ºC. Lleva por tanto una mayoría de ropa ligera, más algúna chaqueta e impermeable por si llueve. lleva ropa

En invierno, sin embargo, lleva ropa suficiente de abrigo pues puede haber temperaturas de hasta -25ºC. Sin embargo lo normal es entorno a -5ºC y 5ºC. Esto quiere decir que hay una gran variabilidad, por lo que lo mejor es llevar prendas que te puedas poner una encima de otra, en lugar de una sola que abrigue mucho. ¡Imagina que compras una chaqueta para soportar temperaturas árticas y cuando estás allí sólo hay -5ºC! Unos jerseys o forros polares que se puedan poner uno sobre otro, una chaqueta de abrigo, y varias camisetas, harán que puedas regular cuánta ropa te quieres poner encima. Eso sí, lleva botas y calcetines gruesos, guantes y gorro. ¡Esto es imprescindible, pues por las extremidades se pierde el calor!.

El gráfico adyacente te muestra las precipitaciones medias mensuales y la temperatura media de Varsovia, a modo de ejemplo.

SEGURIDAD

Polonia es un país pacífico dónde no hay más riesgo de tener un robo u otro altercado que en cualquier gran ciudad de España.
Si se viaja en coche se recomienda tener alarma y tener sentido común: No dejar a la vista objetos valiosos, cerrar siempre el coche con llave, dejarlo en garajes vigilados, etc. 

Se recomienda EVITAR estaciones ferroviarias por la noche, así como los alrededores de puestos fronterizos. Es evidente que el llamar la atención como turista es el mejor reclamo para los malhechores. 

Si se viaja en tren, es recomendable además no despistar nuestras maletas y otras propiedades: En los trenes viajan muchas veces ladrones dedicados profesionalmente a los hurtos menores. 

Los carteristas en Varsovia y Cracovia son abundantes, así que no tengas la cartera y otros objetos de valor en bolsillos traseros, en bolsos abiertos, etc. 

En cuanto al transporte en taxi, usa únicamente vehículos oficiales, y no aceptes viajar en coches particulares. Al llegar a los aeropuertos es habitual encontrar hombres que ofrecen un servicio de taxi a quienes ven como turista. No lo aceptes. Procura llamar por teléfono a algún servicio de radiotaxi (te proporcionarán teléfonos en la oficina de información), o coge uno de la parada. Recuerda, usa únicamente taxis con letreros y licencia. 

VARIOS

Según la Ley Polaca del 23 de Julio de 2003 sobre protección del patrimonio histórico, se recomienda no intentar llevarse del país objetos como antigüedades de más de 55 años, artefactos ténicos (como cámaras de fotos antiguas) de más de 25 años y libros publicados antes de 1949 sin tener su correspondiente permiso de exportación. Rercuerda que el personal de la aduana está en ocasiones muy ocioso y la mayor tontería puede causar el mayor de los problemas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España advierte de que la posesión de drogas en Polonia se condena con penas de cárcel de hasta 3 años. Los casos graves de tráfico de drogas conllevan penas de hasta 8 años de cárcel. El tráfico a través de la frontera con drogas conlleva penas de hasta 5 años de cárcel.