General

Las playas interminables, las ruinas atemporales, la gente hospitalaria, un montón de elefantes, las olas de tubo, los precios económicos, los trenecitos, el famoso té y una sabrosa comida describen la isla de Sri Lanka.  Se podría decir que Sri Lanka se ha estado escondiendo del mundo. Infinidad de viajeros han pasado de largo para ir a otros sitios, y años de guerras y calamidades (p. ej. los tsunamis) la han apartado de muchos itinerarios. Sin embargo, ahora cada vez hay más viajeros que la incluyen en sus rutas. La guerra terminó hace ya unos años y el país avanza a buen ritmo. Hay pocos sitios con una superficie tan pequeña que tenga tantos lugares declarados Patrimonio Mundial por la Unesco (ocho). Más de 2000 años de cultura aguardan en yacimientos ancestrales, donde templos legendarios lucen preciosos detalles.

Lugares que no te debes perder

Jaffna

Ubicada al norte de Sri Lanka, geográficamente está más cerca de la India que de Colombo, por ello la región está habitada por inmigrantes tamiles provenientes del sur de la India, lo que le aporta a su creativa cultura un carácter único. Hasta el año 2009 toda la región se vio envuelta en la guerra civil entre los Tigres Tamiles y el Ejército de Sri Lanka. Inevitablemente, décadas de guerra, la emigración, los embargos y la pérdida de vidas y bienes han afectado profundamente a esta histórica ciudad tamil. Hoy, la región emerge gradualmente de largos años de aislamiento y lucha, y se está produciendo un lento pero certero proceso de reconstrucción de las ciudades y pueblos dandole paso a los refugiados que regresan a sus antiguos hogares. Jaffna es un lugar fascinante, poco imponente y poco turístico, esta cualidad “de genuino” es lo que le aporta aún más valor. La ciudad es sorprendentemente verde y frondosa, con atractivos suburbios de la época colonial con palmeras y hermosos templos e iglesias. Ya cuenta con nuevas infraestructuras como centro comercial, hoteles y mejores conexiones para llegar a la ciudad tanto por vía terrestre como por vía aérea. Todos estos cambios y este crecimiento gradual, traen optimismo sobre todo en la gente del lugar. Jaffna, con su mezcla de absorción de encanto colonial, la cultura tamil vibrante, y las islas de los alrededores ofrecen una serie de templos remotos, playas y varios lugares de interés tanto religioso como cultural. Si decides visitar Jaffna y vienes desde el sur de Sri Lanka, te encontrarás con un contraste inesperado. Seguramente te emociones explorando esta región emergente que estuvo aislada y en guerra civil por más de veinte años y hoy, emerge.

Anuradhapura

Ciudad sagrada para el budismo, es una de las capitales más antiguas de Sri Lanka, que en 1982 fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Hoy en día,  sus ruinas que están muy bien conservadas la hacen uno de los mayores yacimientos arqueológicos del mundo.

Polonnaruwa

Polonnaruwa fue la segunda capital de Sri Lanka después de la destrucción de Anuradhapura en el año 993. Los reyes cingaleses estuvieron aquí desde el siglo XI hasta el siglo XIII y fue en esa esta época, con los reyes Parakramabahu y Nissanka Malla, cuando esta ciudad alcanzaría su máximo esplendor al construirse edificios tanto civiles como religiosos, con influencia india, y un inmenso lago artificial, el Prakrama Samudra, que casi parece el mar. Polonnaruwa posee una serie de monumentos brahmánicos edificados por la dinastía de los cholas, así los vestigios monumentales de la fabulosa ciudad-jardín creada en el siglo XII por Parakramabahu el Grande.

Sigiriya

Sigiriya se encuentra en el distrito de Matale, a unos 25 km de Dambulla, en la zona central de la isla de Sri Lanka. Forma parte del llamado triángulo cultural junto con Anuradhapura y Polonnaruwa. En 1982 fue declarado lugar Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La roca de Sigiriya son los restos de una erupción de magma endurecida y erosionada durante siglos. Tiene 370 metros de altura y fue habitada desde tiempos prehistóricos.

Kandy

En el centro-sur de Sri Lanka y en medio de colinas con especies vegetales raras, el valle de Kandy atraviesa una zona de plantaciones tropicales. La pequeña ciudad sembrada de árboles se desarrolla a 500 m de altura alrededor de dos espacios abiertos: una plaza alargada al final de la cual se sitúan los edificios administrativos de la antigua capital y un lago artificial de forma cuadrangular. Un jardín público da mayor apertura a esta organización espacial. En la orilla norte del lago, rodeado de un parapeto de piedra blanca (principios del siglo XIX), están reunidos monumentos oficiales y religiosos, entre los cuales cabe mencionar el Palacio Real y el Templo del Diente, Dalada Maligawa. Reconstruido en el siglo XVIII, éste se alza sobre una base de granito, a imagen de los templos de Anuradhapura (capital de la época prestigiosa), y toda una gama de materiales contribuyen a la riqueza del templo: caliza, mármol, madera esculpida, marfil, etc. En otras partes de la pequeña ciudad sagrada, son numerosos los monasterios budistas de construcción reciente.

Colombo

Es la capital comercial del país acoge unos 700.000 habitantes permanentes y ha servido durante más de 600 años como crisol de las diversas influencias culturales que permearon la isla desde su puerto: portugueses, holandeses, británicos… El paseo marítimo de Galle Face Green, discurre en paralelo al Océano Índico durante una milla y es el lugar más apreciado para el ocio por los habitantes de la capital del país. Colombo está emergiendo rápidamente como una visita obligada para los que viajan a Sri Lanka. Ya no es sólo la ciudad en expansión que tienen que soportar en su camino a las playas del sur, se ha convertido en un destino digno en su propio derecho. Los legados de las raíces del jardín de Colombo colonial están  todavía intactos a lo largo de sus bulevares sombreados menudo. Fort se encuentra en medio de la restauración histórica generalizada de su arquitectura colonial, lugar de interés, mientras que Pettah rebosa de mercados y el comercio. Las sorpresas abundan en su casco antiguo donde se puede encontrar la mejor gastronomía local y descubrir una tienda pequeña o de carácter, cafetería agradable. La capital es un excelente comienzo – o final – . Su Museo Nacional es indispensable para cualquier viajero que quiera conocer la historia y el arte del país.

Pico de Adán

Adam’s Peak es la montaña sagrada de Sri Lanka, un sitio de peregrinación donde miles de personas al año recorren y suben 8 km y 5200 escalones. Todo porque en la cima de una montaña hay una “huella” de un pie humano grabado en piedra. Para los cristianos y musulmanes es la huella de Adán, aquel hombre original que cuando fue expulsado del paraíso, su primer paso es esta huella. Para los budistas es la huella de Buda, y para los hinduistas es la huella de Shiva que visitó Sri Lanka en el Ramayana. Así que hay adoración para todos los creyentes. Es una subida que suele comenzar a las 2 am, dura unas 3 horas.  El objetivo es ver el amanecer en la cima de la montaña y visitar el templo.

Fort de Galle

El fuerte Holandés de Galle, se encuentra cerca del punto más meridional de la isla, 173 kilómetros de Colombo, tiene la distinción de ser la fortaleza mejor conservada en el sur de Asia. Un sitio de patrimonio vivo, estas 90 hectáreas (222 acres) son una excelente combinación de arquitectura, con fortificaciones que se asemejan a los de las zonas costeras de Portugal. Los estilos holandeses y coloniales ingleses son evidentes en las profundas terrazas de las casas con el apoyo de madera o mampostería pilares. Cuando se trata de ciudades fortificadas, nada puede competir con la fortaleza holandesa en Galle. Este patrimonio de la humanidad en la costa sur fue el principal puerto de escala para los barcos que navegan entre el Este y Europa.

Mirissa

Mirissa y su impresionante playa de arena transforman sus sueños y visiones de un paraíso tropical en una realidad cotidiana. Situada cerca de la punta sur de la isla de Sri Lanka y sólo unos 200 km de la línea ecuatorial , esta apartada playa en forma de media luna es el lugar perfecto para sentarse , relajarse y olvidarse de todo el bullicio y ajetreo de la otra vida que es un millón kilómetros de distancia. Esta pequeña playa de arena tropical cuenta con algunas de las mejores y más impresionantes puestas de sol y amaneceres de Sri Lanka .

Programas

  • sigiriya2

    Sri Lanka, naturaleza y cultura

    11 días por Habarana, Kandy, Nuwara Eliya, Yala, Hikkaduwa y Negombo

    11 días desde

    Consultar precio

    VER
preload_programas

Algunas recomendaciones interesantes

DOCUMENTACIÓN

Pasaporte en vigor válido por lo menos durante un periodo de 6 meses.

Desde el 1 de enero de 2012 es obligatorio el visado electrónico (ETA). Deberá obtenerse obligatoriamente online a través de la página web http://www.eta.gov.lk donde se detallan los diferentes precios y categorías en función de la duración y el número de entradas.

Es imprescindible rellenar la tarjeta de embarque y desembarque, con los datos personales y especificando la cantidad de moneda en efectivo y en cheques de viaje que se van a introducir en el país; en ella se declaran también las joyas, metales, armas de fuego y objetos poco comunes que el viajero lleva consigo.

VACUNAS

Es obligatoria la vacuna contra la fiebre amarilla si se procede de zonas infectadas. Recomendable la profilaxis contra la malaria en Sri Lanka. Aconsejamos consultar con su Centro de Vacunación más cercano para disponer de la información de última hora.

No existen vacunas obligatorias para viajeros con vuelos procedentes de la Unión Europea.

IDIOMA

La lengua oficial es el cingalés, de origen indoario; el tamil, de origen dravídico, se habla especialmente en las zonas norte y este y se le considera la segunda lengua. En casi toda la isla se habla inglés, considerándose prácticamente el tercer idioma oficial del país. Los letreros en sitios de interés, transportes y tiendas, así como las notas oficiales importantes se presentan siempre en los tres idiomas.

CLIMA

El clima es tropical con temperaturas que alcanzan más de 30 grados centígrados en los meses de marzo a junio y entre 15 y 25 grados en el área de montaña. El grado de humedad es alto, sobre todo durante la época de los monzones que llegan al país dos veces al año. Debido a la cordillera central que divide a la isla, los monzones solamente afectan un lado de la misma: la costa noreste de noviembre a enero y la costa suroeste de mayo a julio. A diferencia de la India, durante la época monzónica las lluvias no son tan intensas, existiendo algunos días sin lluvias.

MONEDA

La moneda oficial de Sri Lanka es la rupia cingalesa (LKR), igual a 100 piastras. Se puede cambiar en bancos, aeropuertos y organismos oficiales autorizados. No es aconsejable hacerlo de manera ilegal ya que es necesario presentar los justificantes de cambio al abandonar el país. A la llegada, se entrega un formulario de entrada de divisas que es necesario cumplimentar con los cambios de moneda realizados. La mayoría de las tarjetas de crédito sobre todo Visa, Dinners Club o Mastercard son aceptadas en las grandes ciudades por bancos, hoteles, restaurantes y algunas tiendas.

ES CONVENIENTE LLEVAR

Es aconsejable llevar ropas de algodón, fáciles de lavar y de secado rápido ya que la humedad es elevada. Si piensa visitar las zonas de montaña alguna prenda ligera de abrigo le será muy útil; un jersey o una cazadora ligera son perfectas. El calzado debe ser cómodo, cerrado para evitar el polvo en las ciudades y sandalias para las playas. El bañador es indispensable en una isla con tan hermosas playas; sin embargo, no olvide que los bikinis no son muy bien vistos y que el nudismo y el topless están estrictamente prohibidos, penados con severas multas. No olvide llevar un sombrero, gafas de sol, antidiarreicos, protector solar de alto factor y repelente contra los insectos. Es de suma importancia para los habitantes del lugar que se guarde respeto al visitar los lugares de culto vistiendo ropa adecuada, evitando los pantalones y faldas cortas y las blusas de tirantes.

PROPINAS

En Sri Lanka la mayoría de los establecimientos y restaurantes recargan directamente en la cuenta un porcentaje de servicio que se reparte entre el personal a fin de mes o al cierre, por lo que una discreta propina por lo general es más que suficiente. Al recibir la cuenta fíjate si está indicado un “service charge” (porcentaje de servicio) el cual generalmente oscila entre el 10 y el 12%.

CORRIENTE ELÉCTRICA

La corriente es de 220-240 voltios a 50 Hz.