Día 1: Bilbao - Sofía

Presentación en el aeropuerto de Bilbao 90 minutos antes de la salida. Trámites de facturación y embarque en vuelo regular a Sofia . Llegada y traslado al hotel. Alojamiento y Cena.

Día 2: Sofía - Monasterio de Rila - Sandanski

Desayuno. Y salida, 2 horas hacia la visita del Monasterio. El monasterio se encuentra en el corazón del macizo de Rila Patrimonio de la Humanidad. Fundado en el siglo X por Ivan Rilski, el monasterio se convirtió en el mayor centro cultural y literario búlgaro durante el Medioevo y en el mayor centro religioso durante toda la época del dominio turco. Almuerzo. Continuación a Sandanski. Visita de la ciudad. Sandanski es una ciudad balneario de aguas termales medicinales situada en el sudoeste de Bulgaria. Los tracios fundaron una aldea con el nombre de "Medius". En la zona de Sandanski se considera que  nació y vivió Espartaco, de la tribu tracia de los medi. El monumento a Espartaco es uno de los símbolos de la ciudad. Cena y alojamiento.

Día 3:  Sananski - Melnik - Monasterio de Rozhen - Shiroka Laka

Pensión completa. A continuación se hará la excursión a Melnik y Monasterio de Rozhen.  Melnik está en las laderas de la montaña Pirin, se encuentra esta ciudad-museo, la más pequeña de Bulgaria, de peculiar arquitectura a los pies de curiosas pirámides de arena de más de 100 metros de altura. La ciudad es célebre por sus bodegas en las cuales se añeja el famoso vino “Melnik”. La ciudad fue fundada por los tracios, sobrevivió al dominio romano y  bizantino. Continuación al Monasterio de Rozhen. Situado a 10 km de Melnik, fue construido en el siglo XVI y destaca por sus iconos y tallas en madera del siglo XVII. Almuerzo. Continuamos hacia Shiroka Laka. Cena y alojamiento.

Día 4: Shiroka laka - Chepelare - Bachkovo - Plovdiv

Pensión completa. Visita Shiroka Laka.Esta ciudad se fundó en el siglo 15. Está a una altura de 100 m en el valle del río homónimo al oeste de los montes Rodopes. La ciudad ha conservado las ricas tradiciones de la población local: artesanías, canciones, danzas, trajes, costumbres. Sus construcciones datan del período de Renacimiento Nacional, siglos 18-19. Hay 90 casas de la época bien conservadas como monumentos de la cultura, así como 6 puentes abovedados, 2 iglesias y numerosas tiendas de artesanía. Aquí se celebra anualmente el Festival del Folklore. La ciudad está a 25 km al nordeste de la ciudad de Smolian. Almuerzo en la zona. Continuamos hacia Chepelare para visitar el taller de uno de los pocos artesanos de gaitas que aún conservan la tradición del instrumento nacional. Después de la charla con el seguimos hacia el Monasterio de Bachkovo 1 hora 20,: visita. Bochkovo es el segundo monasterio de Bulgaria en tamaño. Fundado en el siglo XI, fue destruido durante los siglos XV-XVI y reconstruido entre los años 1640 al 1842. El monasterio, que posee una amplia biblioteca y museo fue un importante centro de enseñanza. Con la magnífica arquitectura de sus tres iglesias y su extraordinaria ornamentación pictórica representa un monumento de la cultura y el arte, viaje hacia Plovdiv,. Noche en Plovdiv.

Día 5: Plovdiv

Pensión completa. Por la mañana visita de la ciudad. Plovdiv es una de las ciudades más antiguas de Europa y la segunda en tamaño de Bulgaria. Era una de las más fortificadas y urbanizadas de la provincia de Tracia durante el Imperio Romano. Los visitantes pueden pasear por sus estrechas callejuelas, visitar las ruinas de las murallas, del Anfiteatro Romano, las pintorescas casas de los siglos XVII y XVIII, la iglesia de los Santos Constantino y Elena, el Museo Etnográfico, etc. Los estilos Renacimiento Nacional y Barroco se combinan con la tradición folklórica. La ciudad es una encrucijada de culturas, épocas y religiones. Plovdiv fue declarada ciudad  por Filipo de Macedonia, quien le dio el nombre de Filipópolis. Tarde libre.

Día 6: Plovdiv - Valle de las Rosas - Burgas - Nesebar

Pensión completa. Salida hacia el Valle de las Rosas, 2 horas de ruta. Llegada a Kazanlak, que se extiende entre los Balcanes y la cadena montañosa Sredna Gorá. Kazanlak está en  el corazón del Valle de las Rosas y del Valle de los Reyes Tracios y es también el centro geográfico de Bulgaria. El país de las rosas es la tarjeta de presentación de Bulgaria ante el mundo. La rosa búlgara, cuyo aceite es un ingrediente esencial para los más caros y famosos perfumes del mundo, ha sido cultivada aquí durante más de tres siglos y su recolección se realiza desde la segunda mitad de mayo hasta fines de junio. El Festival de las Rosas, el primer domingo de junio, atrae a miles de conocedores de todo el mundo. En la antigüedad, una rica cultura tracia habitaba este valle: muestra de ello es la Necrópolis de Kazanlak, el mejor exponente del  arte tracio que se conserva y que data del siglo IV A.C. Esta necrópolis es Patrimonio de la Humanidad. Visita. Continuación a Shipka, que destaca no sólo por los innumerables túmulos tracios que hay en la región, sino también porque el Pico homónimo fue testigo de las batallas de la guerra ruso-turca (1877-1878). En el lugar se alza un obelisco y una Iglesia Memorial Rusa con cúpulas al estilo ruso  recubiertas de oro y ricamente ornamentada. Visita de la Iglesia Rusia Dorada. Salida hacia la costa del Mar Negro. Noche en Burgas o Nesebar (según disponibilidad).

Día 7: Burgas - Nessebar - Pomorie - Varna

Pensión completa. La antigua Mesembria, situada en una península del Mar Negro, estaba rodeada de gruesas murallas. Mercaderes y viajeros de todo el Mediterráneo acudían aquí a los festivales que se realizaban en el teatro local y en el Templo de Apolo. Como estado independiente, la ciudad acuñaba sus propias monedas. Se afirma que llegó a tener 41 iglesias. Algunas siguen en pie, al igual que sus típicas casas con fachadas de madera salientes y aleros de piedra o madera. Nessebar es Patrimonio de la Humanidad. Continuación a Pomorie, 25 mn de ruta, célebre por su fango medicinal. Entre los sitios de interés se encuentra el antiguo túmulo circular en forma de cúpula que esta al oeste de la ciudad Data de los siglos II a III de nuestra era. Se considera que era utilizada como mausoleo de una familia rica de la época y en la cual se celebraban rituales religiosos paganos. Después de visitarla se continuará viaje a Varna. Cena y alojamiento.

Día 8:  Varna - Madara - Veliko Tarnovo

Pensión completa. Por la mañana, visita de la cuidad de Varna.  Continuación a Madara . Este sitio histórico-arqueológico es Patrimonio de la Humanidad. La  zona estuvo poblada desde el Neolítico. Más tarde, por tracios, eslavos, romanos y búlgaros, de lo cual hablan los numerosos monumentos que han dejado. El Jinete de Madara, está esculpido en la roca, a una altura de 23 metros desde la base de la roca (siglos VII-VIII). El bajorrelieve representa a un jinete casi de tamaño natural que está  matando a un león y seguido por un perro. Almuerzo.  Continuamos hacia Veliko Tarnovo. Cena y alojamiento.

Día 9: Veliko Tarnovo - Arbanasi - Sofía

Pensión completa. Por la mañana, visita de Veliko Tarnovo, maravillosa ciudad con casas escalonadas en las colinas que rodean al río Yantra. Su historia se remonta a la primera mitad del tercer milenio ANE, pero su mayor florecimiento data de 1185-1393, cuando es capital del Segundo Reino Búlgaro. Los palacios del  Zar y del Patriarca de la Iglesia búlgara se encuentran en la colina de Tsarevetz y están rodeados por una  muralla con numerosas torres. Un puente de madera sobre las rocas verticales conduce al interior de la fortaleza.  El emperador Balduino de Flandes estuvo prisionero en una de las torres después de la gran batalla de Adrianópolis en 1205. Esta capital medieval fue célebre por su Escuela de Literatura, una de las de mayor influencia en la literatura eslava. Dos de las obras de esta escuela han sobrevivido los avatares de los siglos: la Crónica de Manasii, que se conserva en la Biblioteca del Vaticano, y el Tetraevangelio, del rey Ivan Alexander, que se encuentra en el Museo Británico. Salida hacia Arbanassi a 15 mn, auténtica joya de la arquitectura del Período de Renacimiento Nacional. Fue fundada en el siglo 15, tuvo su florecimiento  en los siglos 17-18. Por un decreto del zar, la aldea fue declarada balneario y en el año 2000 declarada centro histórico de importancia nacional. Visita de la Casa Constanzaliev y la Iglesia de la Natividad, con sus ricos frescos que le han hecho merecer el nombre de “la Sixtina de los Balcanes”. Salida hacia Sofia. Cena y alojamiento.

Día 10: Sofía

Pensión completa. . Por la mañana visita panorámica peatonal de la ciudad. Sofia, la capital de Bulgaria, ha cambiado su nombre a través de los siglos: Serdika (siglos 8-7 ANE), nombre dado por las antiguas tribus tracias de los serdi que habitaban en el lugar. En el siglo 9 se llamó Sredetz y a partir del siglo 14, su nombre definitivo: Sofía. Es una de las ciudades más antiguas de Europa. Se encuentra en una encrucijada entre el Oriente y el Occidente y desde la antigüedad ha atraído a los visitantes por su clima y sus aguas termales curativas. Posee una interesante herencia arquitectónica: griega, romana, bizantina, etc. Cuenta con muchos mercados,  museos, galerías de arte, ópera, salas de concierto. La ciudad está en constante crecimiento y de ahí el lema de su escudo: “Crece, pero no envejece”. Almuerzo y tarde libre. Cena y alojamiento.

 

 

 

Dia 11 Sofía - Ciudad de origen.

Desayuno. A la hora acordada, traslado al aeropuerto para salir en vuelo regular a  ciudad de origen.

 

 

 

 

 

 

 

El precio incluye:

  • Vuelos
  • Autocar moderno y confortable
  • Guía búlgaro de habla española durante todo el recorrido desde/hasta el aeropuerto de Sofia, haciendo todas las visitas indicadas en el itinerario
  • Guía acompañante desde origen durante todo el recorrido
  • Estancia en hoteles de 4* céntricos en cada localidad.
  • Régimen de pensión completa con agua en las comidas.
  • Entradas a los lugares mencionados en el itinerario
  • Auriculares

Servicios no incluidos:

  • Tasas aéreas
  • Bebidas
  • Propinas
  • Seguro