Día 1, : BELGRADO

Llegada al aeropuerto de Belgrado. Después de las formalidades, encuentro con guía acompañante de habla español y traslado al hotel. Alojamiento.

Día 2, : BELGRADO

Desayuno en el hotel. Por la mañana encuentro con guía local en la recepción del hotel y visita guiada de la ciudad.

Belgrado lleva el sobrenombre de «La Barcelona del Este» por su animada vida nocturna. Y es que la ciudad adquiere una dimensión completamente diferente por la noche, cuando la iluminación realza los monumentos, los habitantes de Belgrado salen y las calles se animan. Los bares y restaurantes se llenan y las terrazas quedan abarrotadas nada más empezar el buen tiempo. El centro puede recorrerse fácilmente a pie, en especial, si se toma la larga calle peatonal del príncipe Miguel (Knez Mihailova), rodeada de tiendas de moda. Esta une la plaza Terazije con la fortaleza de Belgrado, que se eleva por encima del Danubio, en el corazón del parque Kalemegdan. Otra calle peatonal de visita obligada es la calle Skadarlija, el «Montmartre» de Belgrado, situada en el centro del barrio bohemio. Se trata de una calle más pequeña pero también más típica, que desprende un increíble encanto con sus gruesos adoquinados, sus fachadas pintadas con colores pastel y sus bares-restaurantes con originales escaparates cubiertos de flores. Belgrado, literalmente la «ciudad blanca» (beo - blanco, grad - ciudad), está construida sobre 15 colinas, y siempre ha sido el centro de comunicación más importante de los Balcanes, aunque también un objetivo bélico, dada su situación en los confines de los imperios otomano y austrohúngaro. La historia se repitió recientemente, cuando Belgrado fue bombardeada por las fuerzas de la OTAN en 1999, en el marco del conflicto de Kosovo. Algunos edificios en ruinas atestiguan la violencia de dicha operación, aunque en la capital prácticamente no quedan estigmas del conflicto.

A la hora indicada, traslado al estadio para asistir los partidos. Después de los partidos, regreso al hotel y alojamiento.

Días 3 y 4: BELGRADO

Desayuno en el hotel y mañana libre. A la hora indicada, traslado al estadio para asistir los partidos. Después de los partidos, regreso al hotel y alojamiento.

Día 5 : BELGRADO – SARAJEVO

Desayuno en el hotel. Por la mañana salida hacia Bosnia y Herzegovina para llegar a Sarajevo. Al llegar, almuerzo en el restaurante local y visita guiada de la ciudad.

Sarajevo, la capital de Bosnia y Herzegovina, es una ciudad acogedora, que empieza a ser cosmopolita, aunque el recuerdo de la guerra está aún presente. Su historia, artesanía, costumbres arraigadas y una cultura todavía un poco cerrada al exterior son algunos de los elementos característicos de Sarajevo y sus habitantes. La primera parada es el Bascarsija, el barrio antiguo de Sarajevo que es el centro histórico y cultural de la ciudad. Este barrio incluye también el bazaar, un lugar maravilloso donde podréis descubrir toda la artesanía tradicional del país. Pasearse entre sus callejuelas, pararse a conocer alguna tienda y hablar un poco con sus vendedores es obligado en Sarajevo. Este barrio fue construido en el siglo XV, cuando Isa-Beg Isakovic fundó la ciudad. La palabra que da nombre al barrio, Bascarsija, proviene del turco y significa "mercado principal". En el Bascarsija encontramos también el Sebilj, uno de los lugares más emblemáticos en Sarajevo. Se trata de un kiosco con dos fuentes que, según dicen, si bebes de ellas llevarás Sarajevo dentro de ti durante mucho tiempo. En este lugar de la ciudad se encuentran otros edificios importantes, como la mezquita Gazi Husrev-beg y el sahat-kula. Esta mezquita se considera la estructura islámica más importante de toda Bosnia y Herzegovina y uno de los mejores ejemplos del mundo por lo que se refiere a arquitectura Otomana. El sahat-kula es la torre del reloj, que data del siglo XVII y ha sido derruida y construida en numerosas ocasiones. Siguiendo el curso del río Miljacka os encontraréis con el puente Latinska, donde Gavrilo Pincip asesinó al archiduque Franz Ferdinand y su esposa, y que provocó el inicio de la primera guerra mundial. Alrededor del río podréis advertir muchos edificios que aún no han tapado los agujeros que dejaron las armas de fuego durante la guerra. Al final, visitaremos El Museo del Túnel de la Guerra, uno de los lugares más increíbles que podéis ver en Sarajevo. Este museo es la casa de una familia normal que durante la guerra y la invasión de Sarajevo ofreció construir un túnel que saldría por debajo de su casa, en la zona libre, pasaría por debajo del aeropuerto, zona neutra controlada por la ONU, y alcanzaría la zona ocupada y el centro de la ciudad. El túnel, que medía 800 metros de largo, permitió a los 300.000 habitantes de Sarajevo recibir comida, pero también gasolina y armas, durante los tres años que duró el bloqueo militar.

Después de la visita, traslado al hotel y alojamiento. Cena en el hotel.

Día 6: SARAJEVO – MOSTAR – TROGIR

Desayuno en el hotel. Por la mañana encuentro en la recepción del hotel y salida hacia Mostar. Al llegar, visita guiada de la ciudad.

La pintoresca ciudad histórica de Mostar se encuentra a orillas del río Neretva, en la región de Herzegovina en la parte sur de Bosnia y Herzegovina. Es la quinta ciudad más grande del país. Mostar fue bombardeada durante la guerra civil en la década de 1990, en primer lugar, por los serbios de Bosnia y más tarde también por los croatas, pero la ciudad ha regresado a la ciudad junto al río que solía ser antes de la guerra. El control político de Mostar es compartido entre croatas y bosnios musulmanes, y la ciudad se ha convertido en un destino popular para visitar en el día. El puente de Mostar, en Bosnia, siempre ha sido considerado todo un símbolo por servir de unión entre las dos culturas en que está dividida la ciudad, con los católicos croatas al oeste y los musulmanes al este del río Neretva. Al comienzo del conflicto bélico en Mostar, croatas y musulmanes se aliaron para expulsar a los serbios, pero una vez conseguido este objetivo, se declaró una nueva lucha entre musulmanes y croatas por tomar el poder de la ciudad. Durante la guerra, el puente fue destruido, derrumbándose así todo un símbolo de la convivencia entre culturas, de la que la ciudad había sido siempre un claro ejemplo. El puente, símbolo clave en la reconciliación de ambas culturas tras la finalización del conflicto en 1995, fue reconstruido con fondos de la UNESCO e inaugurado en el 2004, contribuyendo así a que la convivencia entre culturas vuelva poco a poco a ser el ejemplo que constituía antes del conflicto. En 2005 fue declarado sitio Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. En la actualidad se ha conseguido que la circulación de personas sea libre de un lado al otro de la ciudad, con independencia de su procedencia étnica, si bien permanecen ciertos resentimientos que tardarán probablemente muchos años en desaparecer. Una de las tradiciones arraigadas en la ciudad de Mostar es la de saltar al río Neretva desde lo alto del Puente. Los jóvenes de uno y otro lado del río suelen competir en la ejecución de unos saltos que por la altura (27 metros) cortan la respiración a los no iniciados.

Después del almuerzo en el restaurante local, continuación del viaje hacia Trogir. Cena y alojamiento en el hotel.

Día 7: TROGIR – SPLIT – STON – DUBROVNIK

Desayuno en el hotel. Por la mañana encuentro con guía local de habla español para realizar la visita de la ciudad.

El casco histórico de esta armoniosa ciudad, inscrita en el Registro del Patrimonio Cultural de la Humanidad, es una de las concentraciones urbanas más bellas del Adriático. Recorrer Trogir, que existe en este espacio desde el siglo III, es una experiencia especial, aunque su parte central mida solamente 750 pasos, tal como una vez la midiera el antiguo historiador Pavao Andreis. Hasta nuestros días se conserva en el convento de San Nicolás un relieve del dios griego Kairos, dios del momento feliz, el cual se presentaba una vez en la vida de los hombres dándoles la oportunidad de que lo “agarraran por un mechón”. En las estrechas callejuelas de piedra de la ciudad, que también es llamada ciudad-museo, se han conservado hasta nuestros días palacios de antiguas familias nobles, y en sus iglesias y en los mercados de nuevo se nos presenta la abundancia del talento con el que sus artistas durante siglos han provocado la alegría de historiadores y de los visitantes de la ciudad y que han sido el orgullo de sus anfitriones. La ciudad actual de Trogir vive con el ritmo de una ciudad turística moderna y es el destino favorito de viajeros y navegantes a los que inspira con sus siglos de belleza pétrea, en el corazón del Adriático.

Después de la visita, salida hacia Split y visita guiada.
Es difícil decir qué causa mayor impresión a los actuales visitantes de la ciudad: el casco histórico o la manera de vivir de sus habitantes. Porque la alegría de vivir al aire libre es el estilo de vida de los habitantes de Split: bebiendo café en la Riva, que sería como el cuarto de estar de sus habitantes, o a la sombra dentro de las murallas de piedra del Palacio de Diocleciano, que ofrecen frescura en los días de bochorno. Split con gusto pone a disposición de sus visitantes todas sus bellezas. La ciudad creció alrededor de la casa de descanso del emperador romano Diocleciano, quien nació cerca de allí en el año 245 d.C. Se retiró en el año 305 al palacio que había construido en Split y fue sepultado allí en el 313. Actualmente dentro del recinto de lo que fue el Palacio de Diocleciano se puede admirar una bellísima mezcla de edificios de todos los estilos que hacen de esta ciudad un lugar único e inolvidable.

Almuerzo en el restaurante local. Por la tarde, continuación del viaje hacia Dubrovnik. En el camino, parada en el pintoresco pueblo de Ston para degustar las ostras frescas, mariscos y el vino local.

La historia de las ostras como molusco con propiedades afrodisíacas proviene de los tiempos renacentistas en los que con gusto se degustaban en los banquetes de los nobles locales. La leyenda sobre las propiedades mágicas de este molusco no era un secreto para los emperadores austríacos que a menudo las incorporaban en su dieta... La fama de las propiedades afrodisíacas de las ostras se remonta tiempo atrás, cuando en los banquetes celebrados en Dubrovnik la nobleza de la República de Ragusa las degustaba con fervor. La leyenda de las propiedades mágicas de estos moluscos también era conocida por los emperadores austriacos, que las solían incluir en sus ágapes. Se trata de las ostras de la bahía de Mali Ston, la zona de la región de Dubrovnik donde se crían marisco en las aguas más limpias y claras del mundo. Según los gastrónomos, la mejor manera de servirlas es frescas, abiertas y rociadas con un poco de jugo de limón.

La zona de Ston estaba habitada durante el Neolítico, y está situada en el estrecho istmo continental de que conecta esta zona con la península de Peljesac. En 1333, esta zona estaba bajo la propiedad de la República de Dubrovnik, que inmediatamente comenzó la construcción de las ciudades de Ston y Mali Ston, con el segundo sistema de fortificación más grande en el mundo para la protección del fértil valle de Ston, de la península de Peljesac y de las salinas. Hoy la bahía de Mali Ston y Malo More (el Pequeño Mar) son zonas de naturaleza protegida en forma de reserva natural especial, justamente para la protección y desarrollo del cultivo de los moluscos y de las ostras.

Llegada a Dubrovnik y alojamiento en el hotel. Cena en el hote.

Día 8: DUBROVNIK

Desayuno en el hotel. Por la mañana traslado al Casco Antiguo para realizar la visita guiada de la ciudad.

Dubrovnik, una ciudad puramente mediterránea con trazos bizantinos y sabor eslavo, considerada como una de las urbes amuralladas más hermosas del mundo. Faltan calificativos para describir la bella “perla del Adriático”, la legendaria ciudad dálmata de Dubrovnik, de la cual el escritor irlandés y premio nobel de Literatura, Bernard Shaw, llegó a decir de ella “todos los que busquen el paraíso terrenal que la vengan a visitar”. Dubrovnik está considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1979. La ciudad amurallada cuenta con una vasta y densa historia. Tanto es así que llegó a constituirse como la República de Ragusa en el siglo XIV compitiendo con la boyante República de Venecia. Codiciada por bizantinos, turcos y árabes, Ragusa tenía su propia flota de guerra para defenderse, pero al cabo de los siglos acabó claudicando en 1808 ante el acoso de las tropas napoleónicas que abolieron la república. Posteriormente, en 1815 pasó a ser una provincia del imperio Austro-húngaro, pasando a pertenecer tras la I Guerra Mundial a Yugoslavia. En 1991 durante la guerra serbo-croata, Dubrovnik sufrió un asedio de seis largos meses por tierra, mar y aire del ejército serbio y quedó literalmente devastada, aunque sus murallas quedaron intactas.

Almuerzo en el restaurante local y tarde libre. Cena y alojamiento en el hotel.

Día 9: DUBROVNIK – Salida

Desayuno en el hotel y tiempo libre. A la hora indicada, traslado al aeropuerto de Dubrovnik.

 FIN SERVICIOS

 

El precio incluye: 

- Traslado aeropuerto - hotel - aeropuerto 

- Autobús a disposición desde la llegada hasta la salida (según programa) 

- Guia acompañante de habla español desde la llegada hasta la salida (según programa) 

- Alojamiento en los hoteles 4* 

- 8 desayunos + 4 almuerzos + 4 cenas 

- Guias locales para las visitas de: Belgrado, Sarajevo, Mostar, Trogir, Split y Dubrovnik  

- Entradas a: Sarajevo (Mezquita y Túnel de la vida), Mostar (Casa Turca),  Trogir (Catedral), Split (Catedral, Temple de Jupiter), Dubrovnik (Monasterio Franciscano con antigua farmacia)

- Paseo en barco hasta las granjas de las ostras en Ston y degustación de las ostras, mariscos y el vino local 

 El precio no incluye: 

- Almuerzos y cenas durante los partidos de Copa Davis 

- Entradas para los partidos de Copa Davis 

- Propinas 

- Gastos de naturaleza personal 

- Cualquier otro servicio no especificado anteriormente en “El precio incluye”

 Hoteles sugeridos: 

Belgrado, Hotel CITY SAVOY 4* (www.hotelcitysavoy.com)  

Sarajevo, Hotel COLORS INN 4* (www.hotelcolorsinnsarajevo.com

Trogir, Hotel TROGIR PALACE 4* (www.hotel-palace.net

Dubrovnik, Hotel VALAMAR ARGOSY o VALAMAR LACROMA 4* (www.valamar.com